Por si estás pensando ir a trabajar a Alemania

Probablemente te hayas planteado, y en más de una ocasión, desarrollar tu carrera profesional fuera de España. ¿Por qué no en Alemania? En esta entrada te damos alguna información básica que debes manejar antes de ponerte en marcha.

En Alemania viven más de 82 millones de personas (el doble que en España); el 20% de origen migratorio. Se divide en 16 estados federales y su capital es Berlín.

Aunque el país oferta numerosas vacantes de empleo, en su mayoría son para profesionales altamente cualificados. Ten en cuenta que el paro, en algunas regiones, es muy alto (en torno al 6-9%) aunque comparándolo con el de España…

¿Es fácil encontrar un puesto en Alemania? No tanto, ya que se buscan habilidades muy específicas, cierto dominio del idioma, tienes que pensar en la competencia que suponen los propios alemanes… Hay vacantes en sectores como la ingeniería y las telecomunicaciones, en el ámbito de la salud, la hostelería, el cuidado de ancianos, la logística y el transporte, la electricidad y la artesanía.

berlin2

 

Los sueldos son objeto de muchos tópicos. Suelen estar determinados por ley y hay significativas diferencias salariales entre los estados del este y del oeste y los del norte y sur. Tienes que tener en cuenta que hay “mini jobs” (mini trabajos) de 450 € al mes.

¿Qué es lo que te suelen pedir? Titulación universitaria con buen expediente académico, un B2 de alemán y cierto nivel de inglés, mucha motivación, trabajo en equipo y una pequeña experiencia laboral.

Si estás animado, te recomendamos que presentes tu candidatura siguiendo las costumbres del país: currículum vitae de 1-2 páginas, incluyendo fotografía -sonriente y con traje- y una carta de presentación que sólo haga referencia a la información necesaria para desempeñar el puesto.

Puedes acudir al ZAV, que es la institución homóloga del SEPE español. Proporciona servicios a los extranjeros que quieren trabajar en Alemania asesorando e informando sobre oportunidades de empleo y gestionan la Jobbörse o Bolsa de Trabajo de la Agencia Federal de Empleo.

¿Conseguiste un contrato? Ahora sólo te queda pagar los impuestos: entre el seguro de enfermedad, desempleo, pensión y cuidado a largo plazo pueden restarte hasta el 20% del salario bruto. Además, hay que sumar el impuesto sobre la renta, el impuesto de la iglesia y el de solidaridad social… otro 18%. Para que te hagas una idea, si tienes un salario bruto de 3.000 € al mes, ingresarás en tu cuenta corriente -después de todas las deducciones- unos 1.842 €.

Ánimo. ¿Nos cuentas qué te parece?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s